Ariel Hernández-Canche 2008. Mujeres de la comunidad Oxkutzcab, Yucatán participan en un taller de cocina. El nombre Oxkutzkab en lengua Maya significa “lugar de Nuez Maya, tabaco y miel”

México

Empezamos a trabajar en México cuando la Dra. Cecilia Sánchez-Garduño concluía su doctorado en la ecología de la Nuez Maya y comenzó a impartir nuestro taller de nutrición en comunidades muy deforestadas del Norte Veracruz. De 2004 a 2007 formó un grupo de 8 promotoras rurales que desde entonces han dado capacitaciones en 10 Estados de México (Veracruz, Yucatán, Chiapas, Nayarit, Jalisco, Colima, Quintana Roo, Puebla, Tamaulipas, San Luis Potosí).

Cada año, ellas mismas buscan y acceden a financiamientos para impartir talleres y para reforestación y avanzan poco a poco en otros temas. Por ejemplo después de que Chiapas participó en el programa Bosques Sanos, Niños Sanos patrocinado por la FAMILIA X? (recuerdo que era una familia pero ese dato tu lo tienes E.) de manera muy exitosa, las promotoras de los demás Estados se motivaron y también implementaron desayunos escolares de Nuez Maya en sus comunidades de influencia.

Dr. Cecilia Sánchez-Garduño 2010. Niños en Chiapas reciben un calendario con su fotografía como parte del programa “Bosques Sanos, Niños Sanos”, para marcar cuando sembraron sus arbolitos de Nuez Maya y cuando regarlos

Como grupo, participan en vincular los intereses de los propietarios de selvas de Nuez Maya con la investigación en diversas Universidades, Centros Tecnológicos e Institutos (por ejemplo en Yucatán, Jalisco, Michoacán, Morelos, Colima, Chiapas, Quintana Roo, D.F., etc.).

Entre las conclusiones interesantes de estas investigaciones se incluye el evitar el traslado de semillas y plantas de Nuez Maya fuera de sus ecoregiones,  aunque éstas demuestren características atractivas para introducir en otros sitios.  Los mismos grupos indígenas Nahuas actuales advertían este conocimiento y ahora los estudios genéticos lo confirman.

Debido a la amplia distribución de la Nuez Maya, en más de un tercio de los Estados en México, la situación de su conocimiento, uso y comercialización es muy diversa y constituye un reto abordar toda esa diversidad en la recuperación de esta tradición en muchas comunidades pertenecientes a mas de 10 grupos étnicos y donde la Nuez Maya recibe unos 50 nombres diferentes.  A la fecha se han capacitado unas 200 comunidades, aun quedan muchísimas por cubrir.

Un creciente números de aliados han hecho posible las capacitaciones y han colaborado en investigación: Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) Comisión Nacional de Areas Protegidas (CONANP), Brigada de Educacion para el Desarrollo Rural Oxcutzcab, Yucatán, Centro de Bachillerato Tecnológico 140-Michoacan, Centro Universitario de la Costa Sur, Universidad de Guadalajara, Alianza Jaguar, Asociación Mexicana de Transformación Rural y Urbana, A.C. (AMEXTRA), Comisión Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), Parque Ecológico Xanath, Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Hospital Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Fundación Maya In Laakeech A.C., Jardín Botánico Vallarta, Universidad Autónoma de Morelos (UAEM), Centro de Investigaciones Tropicales (CITRO), Centro para la Nutrición y el Medio Ambiente de los Pueblos Indígenas (CINE), McGill University, Canadá, además de generosos donantes particulares.  Igualmente las integrantes de México han sido generosamente capacitadas en varios temas gracias al apoyo de Exxon Mobil, el Centre for Development and Population Activities (CEDPA), el Canada-Latin America and the Caribbean Research Exchange Grants program (LACREG), Alternativas, A.C. y Solar Household Enegy (SHE-INC.)

Indigenous women in Chiapas receive training from a Maya Nut trainer, Aracely Gómez Jiménez, financed by CONANP. Filomena Estrada Tovar photo
La comercialización de Nuez Maya es aún incipiente y las promotoras están convencidas en el crecimiento pausado y sustentable y en el fortalecimiento del consumo local. Comunidades de Chiapas esperan ser capacitadas en la certificación del Maya Nut Institute este 2014, que desarrolle y proteja a su selva Lacandona en la Reserva de la Biosfera de Montes Azules.  Gracias a la solidaridad de las promotoras y los grupos que han capacitado, ahora la Dra. Cecilia consolidará a ‘Ramón Nativa’, una empresa que ofrecerá Nuez Maya para consumo, asesorías y capacitaciones en diferentes temas.  Por ejemplo, asesoró en la remodelación del árbol-exhibición de Nuez Maya de el Papalote, Museo del Niño en D.F.; recinto que recibe a más de 2000 visitantes al día que ahora conocerán sobre las bondades de este árbol que se encuentra presente en muchísimos sitios arqueológicos y reservas naturales del país.

En 2009 ganaron el premio de NGOmobile “SMS al servicio de selvas y familias sanas y el empoderamiento de las mujeres”

Para mas información sobre el programa en México, o sobre Ramón Nativa, escriba directamente a la Dra. Cecilia Sánchez-Garduño a nativaramon@gmail.com o llámela al 551-798-6205